Eligiendo al mejor

ELIGIENDO AL MEJOR


MADRE MIA!! ME CASO!!.... ¿Y ahora qué?

Cosas que uno se pregunta en estas situaciones.... y más en esta en concreto.
Pues no os preocupéis porque os voy a decir cuales son las claves para elegir al mejor fotógrafo para vuestra boda (y si soy yo mejor jajajaja es broooma).

Fuera de bromas, es una elección tediosa y difícil porque hasta el final no sabes si te gustará o no, si ha representado tu día como es debido, si se ha adaptado a vuestras necesidades, ¿habrán salido los papás?, en fin... Una historia. Por eso he creado este blog para que sepáis cómo, cuando y donde escoger al mejor y no agobiaros en el intento.




  • No le pidas a un familiar, amigo o ultra colega que cubra tu boda JAMÁS


¿Porqué digo esto? Pues muy sencillo. Ese día pasaran muchas cosas y si un familiar o amigo que esté invitado a vuestra boda no disfrutará y muchos momentos se perderán o no tendrán esa calidad merecida en estos momentos. Evidentemente los invitados pueden hacer lo que quieran, e incluso llevarse su super réflex y haremos fotos de ese día, pero disfrutando, no trabajando.
 
Es mejor no ahorrarse ese dinero y buscar un profesional que este al 200% pendientes de vosotros para no perderse ni un momento clave. Precisamente no nos casamos todos los días.
  • Elegid bien vuestro estilo
Es importante saber que tipo de fotografías deseáis para vuestra boda, el look de la misma. 
Lo podemos diferenciar en tres estilos:
  1. El tradicional de toda la vida 
  2. El artístico cercano a la fotografía de moda donde se planea cada pose y muy cuidadas las fotografías
  3. Corte documental cercano al fotoperiodismo y muy muy improvisado parte de estar de moda últimamente.
Se elija el que se elija, cada fotógrafo tiene una forma de edición que le diferencia de los demás. Algunos utilizan mucha edición y otros optan por solo corregir ciertos errores inevitables al disparar.
A mi me gusta mucho la opción dos y tres pero sin descuidar la uno. Utilizar la edición como vehículo para contar la magia del momento y sin descuidar la realidad, es decir, corregir, enfatizar y reforzar.

  • Fijad el presupuesto
Una vez que tengáis claro el estilo es hora de fijar el presupuesto y con un poco de holgura.
¿Porqué holgura? porque muchas veces encuentras al fotógrafo ideal y te cuesta a lo mejor 200 euros mas y te da un álbum bestial o un video o vete tu a saber, hay muchísimas posibilidades.
pero el consejo de oro en este apartado es NO ESCATIMEIS EN ESTO. 
Las fotos de vuestra boda son únicas e irrepetibles y, como la palabra indica, no se pueden repetir y además uno no se casa todos los días ¿verdad?
También al fijar el presupuesto podéis seleccionar más fácilmente en diferentes plataformas de internet, grandes aliadas en este sentido. (Bodas.net, chronoshare, zaask, etc)
  • Buscad con tiempo, incluso de los primeros proveedores a contratar.
Es mucho más sencillo organizar las tomas y conocer los detalles si lo hacéis con tiempo.
El fotógrafo debe conocer al dedillo las localizaciones, calcular el tiempo entre unas y otras y saber como se comporta La Luz en estos lugares. No solo eso, saber como es el vestido de la novia, el traje del novio, familiares y amigos que acuden, cuando hacen su aparición estelar, que tipo de foto, que se va a hacer, cualquier novedad que surja y afecte al reportaje, etc. 
Un fotógrafo bien preparado es de oro. 
  • Escoged siempre el que se adapte a vuestras necesidades.
Ya me he encontrado con esto unas cuantas veces. Los novios no solo son protagonistas, también existen "actores" secundarios que hacen que su historia se refuerce. estos son los familiares mas cercanos. 
Todos quieren una foto con su hija o hijo y alguna de grupo o de las mesas etc. Es cierto que esas fotos no son las que nos gustan a nosotros como artistas del medio, pero esa no nos tienen que gustar a nosotros, sino a vosotros.
Escoged siempre al que se adapte a vosotros.
Y hasta aquí mis consejos.
Si tenéis alguna duda dejad vuestro comentario.
Besos y felices fotos

 
 







Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar